fbpx

Hace muchos años atrás, cuando recién empezaba a enviar mis primeras cotizaciones sobre servicios web, observe que existía una amplia oferta de los servicios que yo ofrecía pero a precios extremadamente bajos, me preguntaba yo ¿Como es posible que un diseñador/programador web pueda realizar trabajos a precios tan bajos?. Esta pregunta me dio muchas vueltas en la cabeza por muchos años, ya que usualmente los servicios de desarrollo web, llámese diseño de sitios web, correo corporativo, imagen institucional, mailing, etc. se cotizan en base a las horas invertidas, ya que cada trabajo es una obra de arte por así decirlo y requiere un importante inversión de tiempo de desarrollo, testing y puesta en marcha, lo cual con las “contra” cotizaciones que recibía de mis clientes discordaban mucho de los precios que yo ofrecía, lo cual siempre me dejaba un sin sabor, ya que sentía que mi trabajo era muy caro o yo era muy ineficiente invirtiendo horas adicionales en algo que se puede hacer mas rápido, esto último fue la respuesta con la cual cerré el tema.

Por azares de la vida, llegue a trabajar en pequeñas iniciativas en donde se ofrecía estos servicios web a bajo costo, lo cual me pareció muy interesante ya que supuse encontrar ahí la “fuente de la vida” y saber porque yo era tan ineficiente en mis procesos y porque otros podían manejar precios tan por debajo del mercado y quitarme los pocos cliente que tenia en ese tiempo. Grande fue mi sorpresa que al ver el proceso productivo, NO EXISTÍA. Es decir cada proyecto es una burda copia de otro con uno que otro cambio realizado a nivel gráfico y peor aun todos los suscriptores, clientes, leads que generaba ese nuevo sitio web creado para algún cándido cliente, era linkeado a una “base de datos propia” que el cliente final desconocía totalmente, en palabras simples, todos los que se suscribían a dicho sitio web, sin darse cuenta también registraban su datos a otros sitios web que ellos desconocían y peor aun, dichos datos recopilados de los diversos sitios web de bajo costos, eran VENDIDOS!! al mejor postor que cada cierto tiempo nos visitaba (es ahí que entendí porque me llega tanto SPAM a mi bandeja de correos). Esto me sorprendió bastante y se lo increpe al dueño del negocio, ya que lo que hacían no era ético en lo absoluto, pero la respuesta que obtuve me dejo mas perplejo y a continuación detallo:

“amigo no se porque preguntas esto, tu sabes que un sitio web no vale lo que nosotros cobramos, pero eso piden los cliente y eso le damos y la diferencia del trabajo realizado lo sacamos vendiendo las base de datos recopiladas ya que nosotros no podemos perder”

Luego de escuchar esta respuesta presente mi carta de renuncia dejando claro que me retiro por cuestiones éticas. En respuesta recibí una carta indicando que todos los datos y clientes con los cuales trabaje durante ese tiempo son totalmente confidenciales y su difusión es considerada un delito. Imagino que pensaron que yo saldría corriendo a avisarles a los clientes lo que hacían con sus datos. Obviamente no tenia la intención de seguir con el tema, ya que hasta con los que no tienen ética, uno debe ser ético.

Este tipo de casos se repite en todo el mundo, lamentablemente existen muchas starup y/o empresas nuevas que necesitan tener presencia en internet, pero no tienen los recursos para invertir lo que realmente cuesta y optan por este tipo de servicios de bajo costo, lo cual por lo antes expuesto, es mas peligroso que quedarse sin presencia en internet.

Imagínense el impacto que tiene el que toda mi información de correos, suscriptores, datos internos, cuentas, etc. quede abierto a personas sin ética o peor aun sin profesionalismo, exponiendo todo el Know How que tanto nos costo crear, a la venta de cualquier persona que pueda adquirirlo por algunas monedas. He visto como el trabajo de años de personas muy honorables se ha venido a pique debido a una filtración de información interna, la cual solamente fue compartida por correos electrónicos corporativos.

Esto que menciono no es nuevo, existe desde muchos años y muchas personas también lo han detallado mejor que yo, por eso la antigua frase “Lo barato sale caro” sigue totalmente vigente en nuestros tiempos.

Recomendación: Si vas a emprender algún tipo de incursión de tu marca en internet, conversa con empresas formales, pide cotizaciones, si ves que todas las cotizaciones están fuera de tu presupuesto, conversa con la empresa con la cual te sentiste mas cómodo, transmite tu inquietud, es muy probable que puedan ofrecerte soluciones acorde a tu presupuesto sin disminuir la calidad y mas aún la seguridad de tu información.

Espero pueda que esta información pueda ayudarlos y recuerden siempre, PREGUNTEN..!!! ninguna empresa se debe molestar por preguntar las veces que ustedes lo requieran y si se molestan no son aptas para trabajar con ustedes.

Gracias por leernos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter

Únete a nuestro newsletter para recibir las últimas noticias acerca de nuestros servicios.

Gracias por suscribirte.

Pin It on Pinterest

Share This